Prize en Perú

Arándanos a la medida

Prize, con más de 15 años de experiencia, ha logrado estar presente en los principales mercados del mundo, comenzó hace unos años su fase de expansión internacional con su oficina comercial en China y alianzas en distintos países, y Perú es el primer paso en su expansión en el área productiva.
27 de septiembre de 2021

Satisfacer las necesidades del consumidor y aportar valor a toda la cadena productiva desde la producción del fruto hasta que llega a la mesa ha sido la fórmula que ha utilizado Prize para cimentar por años su quehacer dentro de la industria de las cerezas y arándanos a nivel mundial.

En los arándanos, el ingreso de nueva genética ha permitido una mejor experiencia de consumo, es decir, frutos más crocantes, sabrosos, de un mejor calibre y color. Por lo que estar en el top de la línea en cuanto a calidad es hoy un requisito que exigen los consumidores, ya que no basta que el producto sea saludable, sino que también los consumidores quieren disfrutarlo. “El arándano es una súper fruta y es parte de muchas dietas por su valor nutricional, pero en muchos casos la experiencia de consumo no es buena, ya que llegan medios blandos o muy ácidos según de donde sea su origen. Hoy tenemos la tecnología de post cosecha y la genética para hacer de este fruto un producto de excelencia y además muy rico para comer, lo que ayuda a la repetición de compra y ampliar considerablemente su preferencia en nuevos consumidores”, comenta Alejandro García-Huidobro, presidente de Prize.

Las conversaciones en Perú las iniciaron hace algunas temporadas con la familia Murgia, empresa con una vasta experiencia industrial en el norte de Perú, con los que se asociaron de forma local para dar vida al proyecto AQU ANQA (arena azul).

“Con los Murgia estamos muy motivados, ya que creo que encontramos unos muy buenos socios, cada uno aporta sus fortalezas en áreas que se complementan muy bien con el otro”, agrega García – Huidobro.

 

“Para los próximos 3 a 4 años, pretendemos estar en al menos 3 países más y así ampliar nuestra oferta y abastecer con nuestros arándanos a los clientes y mercados más exigentes del mundo».

 

Para el presidente de Prize, este proyecto cuenta con – lo que considera – es el mejor programa genético del mercado, al ser parte del grupo Sekoya, formado por Fall Creek y que agrupa a un número limitado de empresas con licencia global.

“Con Sekoya definimos los principales drivers del fruto que necesitamos, es decir, queremos firmeza, crocancia, sabor, bloom, condiciones de producción, entre otros, y en base a eso se definen cuáles serán las líneas de desarrollo de las selecciones genéticas para transformarlas en variedades superiores y que marquen una diferencia. Con esto, llevamos esas variedades a nuestros campos de prueba y los equipos de producción, packing, post cosecha y comerciales se encargan de validarlas. Con eso podemos comenzar a escalarlas de forma más segura y rápida. Se trata de un círculo virtuoso que busca la mejor solución para todos los que formamos parte de este grupo”, explica el CEO.

Prize lleva 2 temporadas siendo el mayor exportador de arándanos de Chile a China, uno de los mercados más exigente en calidad y el que tiene mayor potencial de crecimiento. Por esta razón, “para los próximos 3 a 4 años, pretendemos estar en al menos 3 países más y así ampliar nuestra oferta y abastecer con nuestros arándanos a los clientes y mercados más exigentes del mundo. Estoy seguro de que con estos arándanos 3.0 se va a producir un cambio en la categoría, y tenemos que esforzarnos por hacer de estos arándanos ricos para comer el nuevo snack saludable. Queremos ser un negocio orientado a abastecer con un producto sano ventanas donde no había producto, a ganarle espacio a otras categorías incluso fuera de la fruta fresca”, explica García – Huidobro.

En esta primera etapa, la empresa está enfocada en plantar 500 mil plantas para producir cerca de 2 millones de kilos en un par de temporadas, y para los próximos 5 años apuntan a tener un volumen varias veces más grande desde Perú y conectar esta oferta con las variedades de alta calidad que producen en Chile y los demás países que pronto se sumarán.

De esta forma, Prize está dando pasos concretos para llegar a conquistar al consumidor de arándanos de una manera distinta y también lograr la preferencia de los potenciales que aún no los consideran dentro de sus hábitos de consumo.

 

Alejandro García-Huidobro,
presidente de Prize

 

“Desde nuestros orígenes el foco siempre ha sido llevarle al mundo la mejor fruta del mundo. Y fue por eso que no entramos antes en Perú, ya que, si bien el producto tiene muy buenos atributos de calidad, como empresa sentíamos que nos faltaba el sabor como atributo diferenciador. Hoy contamos con la tecnología y un programa genético que seguirá evolucionando en esta línea y que nos permitirá enfrentar con una gran fortaleza nuestra estrategia de crecimiento en este Perú 2.0 y proyectar nuestra expansión global. Nuestro objetivo es ofrecer a los consumidores más exigentes del mundo un producto consistentemente superior en calidad y sabor los 12 meses del año, y potenciar nuestra marca mediante la preferencia de los consumidores”, finaliza el fundador de Prize.

MÁS LEÍDAS
MÁS LEÍDAS