Beatriz Tubino, gerente general de Exandal Holding Group

“Como empresarios peruanos tenemos que ser mucho más empáticos y competitivos”

La nueva gerente general del grupo empresarial peruano llegó con mucha energía y grandes ideas para innovar y hacer crecer la línea de súper alimentos con valor agregado, potenciar el B2B y el canal de venta e-commerce, tener el mejor talento en el sector, y la transformación digital de forma competitiva.
Por Catalina Wallace Fotografía: Josip Cubich
19 de julio de 2021

Quienes la conocen, describen a Beatriz Tubino como una mujer alegre, con energía y apasionada por los deportes. Incluso al momento de hacer esta entrevista va camino a jugar básquetbol con sus amigas después de una jornada de trabajo. Con esa energía llegó Tubino a Exandal Holding Group, empresa en la que empezó a trabajar en abril de 2021 en el cargo de gerente general. “Hoy busco trascendencia, impacto y dejar huella”, declara.

En el corto tiempo que la ejecutiva lleva en el puesto, cuenta que ya tiene una buena afinidad con la empresa gracias a la celeridad en la toma de decisiones. “A mí me encanta, he trabajado en otras empresas donde las decisiones demoraban y ahora, en un mes, ya tenemos la nueva imagen corporativa”, agrega. “Visiono muchos logros con nuestro grupo empresarial. Estoy con toda la motivación, toda la energía, toda la experiencia y con mucha escucha, porque uno siempre aprende en el proceso”.

Exandal Holding Group es un grupo empresarial peruano con más de 20 años de existencia, en donde Exandal exporta tara en polvo y en goma; y Colorexa quínoa y súper alimentos a más de 50 países. Además, cuenta con Happy Little Faces, una asociación sin fines de lucro, que ofrece educación inicial integral a niños y niñas de escasos recursos que viven cerca de la planta de la empresa ubicada en Puente Piedra. “Es nuestra joya, nuestra trascendencia, nuestro motor que va más allá del negocio” y comenta que “buscamos dar educación de excelencia para nuestra niñez, queremos transformar su futuro y darles nuevas oportunidades, para que sean los futuros líderes de nuestro país”, agrega Tubino.

Beatriz es la primera gerente general fuera del grupo familiar dueño de la empresa. “Eso me honra y me motiva al haber sido elegida coincidentemente como mujer, ya que se transforma un mensaje de equidad de género. Hay una visión inicial de sentido y propósito; la importancia de la niñez, educación, sensibilidad y empatía. También es cierto que mi subgerente de administración y finanzas es mujer, una posición sumamente importante, estratégica y trascendental para la compañía. Mi brazo derecho en gestión estratégica que me ayuda a cumplir el plan de la compañía, también mujer. En la planta de proceso tenemos una profesional, y en el área de proyectos y en la de mantenimiento ya vienen las mujeres”, agrega. Aunque reconoce que la equidad de género en la empresa es un tema que se viene dando desde antes que ella llegara.

 

“El innovar es clave para la competitividad y para la sostenibilidad del negocio porque tú te acercas a superar las expectativas del cliente viendo otras formas de pensar, desarrollar y arriesgar”

 

ALGUNOS HITOS

Desde los inicios de su carrera Tubino estuvo ligada al mundo agrícola, pero comenzó cuando decidió estudiar ingeniería en industrias alimentarias en la Universidad Nacional Agraria La Molina en Lima. “Soy muy feliz de seguir aplicando mi carrera con enfoque estratégico. A pesar de que yo soy gerente general, me encanta el tema de desarrollo de productos, innovación, el acercamiento y las prospectivas del mercado, conocer a nuestros clientes, motivar y retener el mejor talento, y tener relaciones de largo plazo”, comenta.

La vida profesional de Tubino tiene varios hitos importantes que han marcado su carrera. Uno de ellos, fue profesionalizarse y enfocar su carrera hacia lo agrícola y post cosecha, al estudiar en el Instituto Volcani Center – reconocido mundialmente -, y luego al hacer su maestría en Administración y Negocios Internacionales en Israel.

A su llegada a Perú, la contrata el Instituto Peruano del Espárrago y Hortalizas como gerente general. “Entro en un momento en el cual el Perú empieza a negociar la extensión y los lineamientos para firmar luego el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y en conjunto con nuestros agroexportadores logramos las mejores condiciones de acceso para el espárrago, negociación que luego sería el punto de partida para otros productos agrícolas del Perú a Estados Unidos”, recuerda Beatriz.

Luego estuvo 4 años en ADEX, fue gerente de agroexportaciones donde aumentó su conocimiento sectorial a productos como cacao, café, menestras, paprika, flores, entre otros. Además, conformó el equipo que creó la primera Feria Expoalimentaria en 2009.

“Siempre debíamos ir a las grandes ferias para ofrecer nuestros productos y en la Expoalimentaria con el soporte de Promperú y el Ministerio de Agricultura, logramos traer compradores, que notaron que a pesar de que el Perú era pequeño en tamaño de oferta en ese momento, tenía mucho potencial y diversidad, por nuestras condiciones climáticas, ubicación estratégica en el hemisferio sur, menores costos (en ese momento), entre otras ventajas competitivas y comparativas. El tiempo nos dio la razón; y hoy el Perú es el primer exportador de tara en el mundo, de quinua, de arándanos, entre otros”, recuerda.

Antes de llegar a Exandal Holding Group, el último lugar en el que trabajó fue la compañía chilena Global Liventus. “Esta experiencia me hizo conocer Chile y su extraordinaria industria frutícola junto con las de Colombia, México, Sudáfrica, con un enfoque post cosecha comercial. Pude conocer cómo grandes visionarios chilenos rompieron hitos desarrollando la industria marítima de frescos en esta zona de Latinoamérica, permitiendo la conquista de nuevos mercados por nuestros agroexportadores peruanos, llegando a destinos más alejados, con productos de calidad y condición, consistentes al arribo”.

TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

Si Beatriz Tubino tuviera que darle un consejo a un grupo empresarial que decide meterse al mundo de la agroexportación, les diría que hay que tener, sobre todo, “consistencia en los acuerdos, en los planes de venta, en la calidad, estar cerca de los mercados, cerca de los clientes escuchándolos para brindar un servicio de excelencia que los diferencie de mercado a precios competitivos”.

Además de la consistencia, hay algo que a Tubino le sale de forma natural: Innovar. La gerente cuenta que la cultura de la innovación en una empresa es sumamente estratégica en estos tiempos. “Es clave para la sostenibilidad del negocio, superando las expectativas del cliente viendo otras formas de pensar, desarrollar y arriesgar. La innovación es importante para la competitividad, ahorro, automatización, mejora el clima laboral, te permite estar un paso adelante en los mercados y ver nuevas alternativas de valor agregado hacía los productos y sub productos”, comenta.

Un punto estratégico de innovación que Tubino tiene planeado desarrollar en Exandal es precisamente el de los súper alimentos, ya que el auge de estos alimentos comenzó hace un tiempo atrás, con la marca SuperFoods Perú que se lanzó en 2017 en la Feria Fruit Logística, cuyo objetivo fue posicionar a los alimentos peruanos con importantes propiedades nutricionales, considerando la tendencia de los consumidores hacia estilos de vida más saludables. “Y más ahora en contexto de pandemia, en donde esta línea de productos ha crecido vertiginosamente. Es así como podemos ver productos como los espárragos, alcachofas, arándanos, paltas, camu camu, granadas, mandarinas, cacao, tarwi, maca, yacón, trucha y los súper granos andinos, entre otros”, agrega.

“Se estima que debido a la mayor preocupación por la salud y buena alimentación se ha incrementado el consumo de frutas, hortalizas frescas, quinua y otros granos andinos en un promedio de 15% a 20% comparando el mismo período del año pasado”, razón por la cual en Exandal uno de sus desafíos es implementar una cultura de innovación sistematizada.

 

“Existe preocupación, y lo estamos mitigando a través de proveedores sostenibles de materia prima, diversificación de portafolio y mercados”

 

“Así mismo, la pandemia ha originado un saldo gigante en el comercio electrónico que se calcula en un promedio de 10 años. El consumidor compra más online. Nosotros ya estamos en las plataformas principales de e-commerce”. Sin embargo, sabe que no basta con estar presentes en este canal de ventas, sino que se trata de algo mucho más complejo. “Uno tiene que tener la logística de abastecimiento y las prospectivas de ventas para no quebrar stock. El e-commerce ha llegado para quedarse. Es un canal de ventas que hay que ponerle atención, ya que no es fácil que se convierta en ventas. Es un negocio que requiere estrategia comercial y marketing, recursos y abastecimiento oportuno”, agrega.

LA EMPATÍA EN TIEMPOS DE CAMBIO

Incertidumbre es una palabra que se ha escuchado en más de una ocasión en el último tiempo. En Perú comenzó con la nueva legislación laboral implementada en la industria agrícola en plena pandemia y ahora están en medio de un acalorado ambiente político. En el centro se encuentran las personas y empresas.

Sobre la nueva legislación laboral implementada en el agro, Tubino declara que “los últimos cambios a la legislación laboral en el sector formal, ha originado sobrecostos y ha llevado a buscar mejores eficiencias, priorizando aún más la tecnificación del sector para reducir la dependencia de la mano de obra. Asimismo, las inversiones se han reducido porque la los incentivos han sido afectados”.

 

“Esto ha originado que nos concentremos en lo más rentable como son las paltas, arándanos, uvas, entre otros, Y también muchos exportadores están mirando otras zonas de producción como, por ejemplo, Colombia. Lamentablemente ahora está con problemas sociales también, pero es un país que los peruanos tienen en la mira para el desarrollo, sobre todo de paltas, pero también pueden ser otros frutales”, agrega.

Sobre el incierto panorama político, Tubino llama a la calma y a la confianza. “Existe preocupación, y lo estamos mitigando a través de proveedores sostenibles de materia prima, diversificación de portafolio y mercados. La tara y superfoods como la quinua se encuentran en negocios en crecimiento y el mundo los quiere”.

El mensaje hacia el exterior es de “mucha calma con lo que está sucediendo” y parte de esa tranquilidad que plantea Beatriz es gracias a la confianza de todo lo que el país ha construido en estos últimos 10 años. “Hemos invertido en nuestras plantas de proceso para mejorar la automatización y tener las órdenes de compra en menores tiempos, hemos invertido también en energías limpias. Al final el tema es de confianza. El Perú, en general, es un país exportador de productos agrícolas de calidad con relaciones comerciales de largo plazo”.

Al reflexionar sobre los tiempos de cambio, Tubino llega a una conclusión: “Con todo lo que está pasando en Perú, me he dado cuenta de que tenemos que ser empresarios mucho más empáticos, sobre todo entre peruanos, y la forma de ser una empresa empática es generando valor compartido – nosotros con Happy Little Faces – e integrando a los productores dentro de nuestra cadena de exportación, cambiamos su calidad de vida y la de sus familias”.

MÁS LEÍDAS
MÁS LEÍDAS