Edición digital

Tres libros para beber en primavera

 
Más Noticias 10 de septiembre de 2020

“Quot Libros, Quam Breve Tempus”. Seré magnánimo con su tiempo y les voy a ahorrar la visita al traductor on-line, por que esta reflexión latina (“Cuántos libros y cuán corto el tiempo”) es un frase con insondable autoría y varios significados, que representa o calza en varios escenarios. ¿Será la meditación del hombre que se ve abrumado por el inmenso caudal de lo publicado en un universo como el editorial que está constantemente en expansión? Pero, es  también el terror y el vello hirsuto del bibliotecario o del bibliófilo que se enfrenta a un incendio. ¿Qué libros salvar? Hay otros escenarios menos dramáticos.

En la selección siempre hay una renuncia, el dolor de la merma. En cada elección hay silentes sombras de lo que quedó en el lado menos vistoso, en un margen, aún siendo -igualmente- estupendo. Por eso en esta sección vamos a reseñar publicaciones para “hincar” ojo y paladar. Libros que representan una tendencia global, que encarnan el espíritu de nuestros tiempos, se conectan con lo alimenticio y nutricional, pero que también abrigan el alma y el placer por lo bello. En este caso tres libros para beber página a página, escritos por mujeres. Pura belleza.

Comencemos la revisión de un perfecto manual de brebajes ancestrales desarrollado por la cronista y gastrónoma Lindy Wildsmith, que se ha avocado al rescate y valoración de aquellos saberes hogareños que la era industrial dejó obsoletos. La autora a través de un centenar de preparaciones se concentra en la obtención de esencias y productos naturales para infusionar, macerar, prensar y fermentar los ingredientes desde una óptica de respeto por el producto, retomar los procesos naturales y respetar la estacionalidad. Las fotografías son otro deleite junto con las instrucciones claras y detallados paso-a-paso. El libro se divide en estilos de bebidas, que abarcan desde cordiales (bebidas endulcoradas con contenido alcohólico) y gaseosas con carbonatación natural (como la probiótica y tan de moda kombucha) hasta vinos, cervezas, licores y sidras de manzana o de pera, pasando por tisanas y tés. En total son más de 100 recetas para preparar bebidas con y sin alcohol, como las de antes, como las que podemos preparar en casa, hoy.

Bebidas Artesanales

Editorial Blume. 200 páginas.

Precio de referencia 25 euros.

Si es de los que ya está aburrido de los vinos tradicionales, que están apilados en la góndola de la tienda de vinos, les apostamos que el trabajo de la winewriter, Jane Anson, de reconocido trabajo en la revista especializada Decanter, los adentrará en un mundo nuevo, donde figuran los estilos, etiquetas y viticultores que construyen los vinos naturales más famosos del mundo.

Hay un hecho y es que ganan terreno y se retoman -por moda o por convicción- las tradicionales procesos de vinificación, sin los maquillajes de los pasos por madera de roble de primer uso, sin enzimas que aportan ciertas notas durante el proceso de fermentación. Todo un manual para tomarle el pulso a una tendencia que llegó para quedarse en el panorama vitivinícola mundial. La autora nos trae, sorbo a sorbo, conceptos como biodinamismo, uvas orgánicas y vinos naturales que ya se han hecho populares en el Viejo Mundo.

Escrito con un lenguaje que evade tecnicismos, hay recomendaciones de maridaje con comida, además de una selección de etiquetas que escapan de purismos o dogmatismos de los fanáticos de este tipo de vinos que, por ejemplo, no aceptan sulfitos. Claramente hay ausencias, sobre todo de Sudamérica. Pero no había hasta ahora una guía tan amplia de esta nueva tendencia enológica con adeptos y fanáticos en todo el mundo, que valoran este estilo de vinificaciones que han tomado por asalto el panorama enológico. Una revolución que viene del pasado con ansias de conquistar el futuro de la industria.

La revolución del vino

Editorial Blume. 256 páginas.

Precio de referencia: 30 euros.

Este libro es un “cóctel” en sí, que combina datos científicos con anécdotas y más de 50 recetas. Es a la vez un manual de agricultura y consumo de bebidas. Una herramienta fundamental para el connaisseur del creciente universo de los cocteles. La publicación invita a brindar por las plantas y mezcla deleite en porciones equilibradas, con un poco de historia, pizcas de apuntes de horticultura, y consejos agrícolas para incentivar al lector a armar una huerta en un balcón o, al menos, tener un puñado de macetas en casa para engalanar cualquier libación.

Antes de pensar qué planta beber esta noche ¿Cebada, uva, papa, caña de azúcar, arroz, eneldo, flor de saúco, alcachofa, manzana? El volumen, ilustrado con delicado ajuste a la taxonomía vegetal, incluye además las propiedades (tanto beneficiosas como tóxicas) de más de 150 plantas, flores, frutos, rizomas, árboles y su encuentro con procesos químicos y en especial en su relación con el alcohol. Ya vaya pensando qué planta beberá en su próxima reunión con los amigos (por teleconferencia, se entiende).

Botánica para bebedores

Editorial Salamandra. 408 páginas.

Precio de referencia: 28 euros.

 

Por Rodrigo Martínez.

MAS LEIDAS
MAS LEIDAS